Guía útil para ser un mochilero

mochilero
Se supone que después del post anterior, estás en forma ya. Ya puedes emprender el viaje no? Pues… no. Ahora falta el segundo lote de consejos para ser un buen mochilero. En este post verás que hay que tener imaginación y picardía. La vida fuera del confortable hotel a veces puede ser dura si no estás acostumbrado. Para ello te dejo aquí una pequeña guía de superviencia del buen mochilero.

Guía básica del mochilero

Ropa

Si eres mochilero es porque has decidio renuncar a ciertos “lujos”. El equipaje debe de hacerse conforme esta nueva forma de viaje. Si viajas como un mochilero prepara tu equipaje como tal. En el anterior post ya comentaba que hay que hacer largos caminos a pie. Por supuesto esto es difícil si la mochila es demasiado pesada y cargamos con bolsos de mano.
Por otro lado, no todos los viajes van a ser a pie. Si el primer paso es coger un avión, un equipaje light = menos tasas por facturación de equipaje.
Trucos para el equipaje. Uno de los autores de este blog hizo un post con consejos para hacer la maleta. Y nos sirven algunos de esos consejos.
Es importante explotar la versatilidad de nuestra ropa. Por ejemplo pantalones que se convierten en shorts. Champú y acondicionador todo en uno. También es muy útil el uso de arneses para colgar bolsa transpirable para ropa interior.
Una vez en la ciudad, buscar una lavandería. Aunque muchos albergues tienen su propio servicio de lavandería. Otra alternativa es llevar paquetes portátiles de detergente y lavar la ropa en el fregadero. Con esto evitaremos llenar la mochila solo de ropa.

Comida

No es muy rentable coger comida para todo nuestro viaje. Lo más útil es poder ir a panaderías y supermercados locales, coger pan y queso y alimentarse con productos básicos en lo que dure nuestro viaje. Es como hacer un pic-nic. Aprovecha los espacios verdes y parques. Comerás en un entorno envidiable. Y si el tiempo no acompaña… siempre puedes ir a un fast food!

Planificación (o no)

Es importante planificar nuestro viaje. Pero no es obligatorio seguirlo al pie de la letra. Es importante saber cambiar el itinerario si es necesario con el fin de aprovechar mejor las oportunidades que se nos vayan prsentando. La flexibilidad y capacidad de adaptación es esencial en un mochilero.
Durante el viaje es muy importante escuchar los consejos de la gente con que nos encontremos. Seguir sus consejos, sean viajeros o ciudadanos. Ellos conocerán mejor el lugar que nosotros y sus consejos valen oro.

Los primeros viajes, mejor solo

Los viajeros que no tienen compañero de viaje utilizan el viaje para hacer una auto exploración de si mismos. Conocerse a uno mismo en un entorno que no controlamos. Ponernos a prueba. Ser capaces de superarnos. La filosofía de un mochilero es la exploración personal y la libertad.
A pesar de esto, siendo mochilero te aseguro que no estarás en total soledad. Se suelen conocer muchos compañeros de viaje! Además muchos albergues ofrecen actividades que fomentan el compañerismo y el conocerse unos a otros.
Una vez realizado al menos un viaje solo, puedes plantearte un compañero. Pero cuidado, un viaje que requiere esta preparación puede uniros fuertemente o divorciaros para siempre, ya sea pareja, amigos o familiares.

Disfruta de la experiencia

Por último, un viaje como mochilero es una experiencia única. Aunque hayas ido a una ciudad previamente, si vuelves te aseguro que el viaje y la experiencia será distinta!